Sabor Venezolano en Klein’s Bakery, hogar del golfeado en Chicago

Los Venezolanos emprendedores y con ganas de salir adelante están regados por todo el mundo haciendo de las suyas. Hoy un compañero de trabajo me comparte esta noticia donde 2 de sus sobrinas están dejando huella en la escena culinaria de Chicago con uno de mis postres favoritos: Los Golfeados.

Estas dos Venezolanas tienen el único lugar para satisfacer esta curiosidad: Klein’s Bakery and Cafe. “Para golfeado, somos el único. Todos los otros lugares venezolanos son arepas; somos la única panadería “, dijo Jessica Klein, de 31 años.”

¿Qué es el golfeado?

Este es un primo lejano del rollo de canela (los Cinnabon rolls estadounidenses). De manera similar, ambos productos horneados comparten la misma forma arremolinada y están hechos de una masa dulce con levadura, pero sólo en eso se parecen. Aunque el relleno del golfeado incluye canela, también lleva queso rallado y caña de azúcar rallada sin refinar (el papelón).

El queso, el anís, el papelón son las tres cosas que hacen el golfeado. Si no tiene anís, no es golfeado. La semilla de anís le da un sabor de regaliz sutil, pero innegable, y también agrega textura; el queso corta el factor dulzor con un componente salado, y el papelón le da a los golfeados su distintivo color caramelo.

Los golfeados son tan venezolanos como el brownie es estadounidense, se encuentra en todas las panaderías y es una especie de obsesión nacional.

La nueva tendencia el golfeado

Primero fue la invasión de la Arepa, rellenos de carne, queso, caraotas negras, etc, se pueden encontrar en casi cualquier parte del mundo. Ahora le toca el turno al Golfeado.

“La gente aquí está realmente abierta a probar cosas nuevas. Cada vez que tenemos algo nuevo de Venezuela, siempre quieren probarlo ”, dijo Klein. “La gente no tiene miedo de probar cosas nuevas de otro país. Han sido muy cálidos con nosotros “.

Al principio, era difícil de explicar. te Dicen: ¿Me das un rollo de canela?. Tengo que decirles: Bueno, no es un rollo de canela, es algo similar.

Aunque carecen de capacitación formal en pastelería, las mujeres aprendieron a hornear al codo de su abuela, que era dueña de una pastelería. Jessica y su hermana Dayana Klein abrieron su panadería Uptown, en 4155 North Broadway, en la primavera de 2017 y siguieron con una ubicación en Lake View, en 426 W. Diversey Pkwy, en el verano de 2019.  Ambas llegaron a Chicago, junto con sus respectivos cónyuges, desde Caracas hace casi cinco años.

hermanas-klein
Las hermanas Dayana (izquierda) y Jessica Klein son copropietarias de Klein’s Bakery & Cafe

Los clientes venezolanos de Klein, que representan una cuarta parte de la clientela de la panadería, pueden saber en qué se están metiendo cuando ordenan un golfeado, que generalmente se come como merienda con café.

“El olor, cuando vienen del horno, la canela y el anís y todo derritiéndose, tengo que comer un golfeado”….

El menú de Klein incluye una serie de concesiones a las preferencias estadounidenses, como los muffins de arándanos. También hay pasteles europeos familiares como el tiramisú, el pastel de ópera y los macarons, que Klein dijo que sus compatriotas realmente consideran venezolano, debido a la afluencia de europeos después de la Segunda Guerra Mundial.

Los venezolanos que nunca han viajado a otros países, dirán: “No, esto es venezolano”. Y no lo es, pero eso es lo que crecimos comiendo, porque tenemos esta influencia europea, aclara Klein, quien debe su propio apellido a un antepasado europeo lejano.

Deja un comentario