Se fue del país y se olvido de nosotros

Trataré de explicar el porqué tu amigo o familiar que se fue de Venezuela ya no te escribe, llama o contacta con la misma frecuencia que antes. También sirve para entender porque ese amigo que emigró igual que tú ya no tiene tiempo para compartir contigo como cuando estabas en Venezuela.

A mediados de diciembre, una amiga que quiero mucho, que está en Venezuela me escribió como para saber si estaba vivo, ya que tal vez pudiera ser, que me había olvidado de ella debido a que ya no le escribo con la misma frecuencia que antes lo hacía…

El tema es que este tipo de conversaciones es cada vez mas frecuentes y que siempre vienen acompañadas de un comentario tipo: Te ves cansado (destruido, molido, etc.), estas mas gordo/flaco, ahora que trabajas en tal distrito te olvidaste de los pobres, etc.

Por un tiempo pensé que era algo que solo me pasaba a mí, pero conforme le voy compartiendo la anécdota a otros paisanos, me doy cuenta que es mas común de lo que pensaba.

Las explicaciones son una pérdida de tiempo

Aunque explicar el porqué de esta situación a tu amigo o pariente no sirve de nada, procuraré resumirlo brevemente. Yo traté (infructuosamente) de explicarle a mi amiga como el vivir en otro país hace que casi no te alcance el tiempo para nada. Y no es que no seas feliz o tengas una vida desdichada, simplemente tu modo de vida a cambiado completamente.

Las distancias

A ver, de lunes a viernes, solo te alcanzan unos minutos para compartir con tus seres queridos.  Y eso se debe a que vivimos en una ciudad mucho mas grande a la que estábamos en Venezuela (Lima es como 4 veces caracas).

Cuando eres inmigrante, tienes que rendir al máximo tu presupuesto. Por lo que es muy probable que tu trabajo esté lejos de tu vivienda. Si te pagan bien, seguramente vives mas lejos aún.

La mayoría de los Venezolanos que vivimos en Lima, estamos en los conos (cono sur, cono norte), y el transporte hacia el centro de la ciudad es, bueno… ni un metro estación Petare 6pm  se compara. Para desplazarse muchos utilizan el servicio del Metropolitano que es la forma más rápida de llegar de los conos al centro de la ciudad. Y esto hace que te tome de 40 minutos a una hora y media llegar en las mañanas, y como 2 horas de regreso en la noche, siendo optimistas. Pero lo normal es que se te van de 3 a 4 horas de tu día en desplazarte.

Los horarios

Probablemente tu trabajo tenga un horario diferente al de tu esposa, novia, sobrino, hijo, etc. que vive contigo. Al despertar si tienes suerte que aún no se han ido los ves unos minutos, y en la noche si tengo suerte y el transporte estuvo un poco menos terrible que de costumbre, los veras otros pocos minutos antes de que se vayan a dormir.

El resto del día se te va en ir y venir al trabajo (es increíble la cantidad de tiempo que se te va en eso) y trabajar. Y cuando estoy trabajando no puedes estar pendiente del celular.

Recuerden que estamos en otro país y aquí no vinimos de vacaciones.

Los fines de semana

Con tan poco tiempo libre en la semana, pues los fines de semana, se te van en hacer todo aquello que no pudiste en la semana. Lavar, hacer mercado, comprar X cosa, etc. Y la ciudad es grande, si aquello que necesitas implica desplazarse lejos, pues peor, ya que el transporte es mas lento los fines de semana. Así que  ya te imaginarás.

Suponiendo que haz logrado cumplir las metas del fin de semana y ya no tienes mas pendientes, ¿Que harías? Pasarías todo el día sentado en la computadora pegado a las redes sociales o aprovecharías ese rato para:

  • Disfrutar con tu pareja.
  • Salir a pasear en familia.
  • Ir a conocer un lugar nuevo.
  • Relajarte, distraerte, etc.

Exacto. Eso es lo que pasa con el tiempo libre el inmigrante. Lo inviertes en aquello que te da mas felicidad. Ya que no estás donde quieres al menos haz lo que quieres.

¿No puedes escribir cuando vas en el bus o estás en el trono*?

Coño pero no me digas que ni cuando estas cagando no me puedes enviar un mensaje… o cuando vas en el bus, mientras esperas el ascensor, o cuando estas echado en la cama?

Esos espacios de tiempo, mientras subes el ascensor, o mientras vas en el bus, descansas. Es el poco espacio de tiempo que ocupas en ver su tu serie favorita, escuchar la música que te gusta,  etc. Este será probablemente el momento mas ideal para compartir con tu soledad.

Coño pero tu eres talentoso, no trabajes para otros, se tu propio jefe busca tu independencia…

Que alguien te diga esto, es que seguramente no ha salido nunca de su país o no tiene la mas mínima idea de lo que esta hablando.  Cuando vengas a Perú hablamos. 

He visto mucha gente venir con dinero querer montar una empresa y salir con el rabo entre las patas. A veces es mejor observar primero, cómo es el mercado, el sistema y una vez que entienden como funciona todo, haces tu negocio/empresa. El mercado peruano es muy diferente a lo que estamos acostumbrados los Venezolanos.

Si es verdad, ya no dispongo de la misma cantidad de tiempo que cuando era mi propio jefe, la casa y la oficina estaban en el mismo lugar o ir a visitar al cliente más lejano era cosa de media hora.

Ahora trabajo para otro, pero gracias a ello puedo ver como funcionan las empresas en este país. Como es el sistema bancario, como funciona el tema de los impuestos, los sueldos, etc. No hay apuro, aquí las cosas se dan tare o temprano, pero hay que tener paciencia y determinación.

Al emigrar cambiamos unos problemas por otros

Al llegar y establecerme aquí simplemente he cambiado mis problemas de Venezuela por otros.

  • Ya no hago colas interminables para comprar: Hago una pequeña y rápida la fila en el supermercado para pagar, en el bus para ir al trabajo, en el cine para ver la función, en el ascensor para subir a la oficina, etc.
  • Ya no vivo preocupado por lo que comeremos mañana: Si trabajas no te faltará comida ni donde comprarla. No hay escasez de productos, a veces no sabes ni cual comprar de tantas marcas que hay.
  • Ya no vivo angustiado por las medidas económicas de maduro: Acá los políticos se sacan los ojos entre ellos, pero no por eso dejas de comer o se devalúa la moneda,
  • Ya no salgo a la calle con miedo a que me roben o me maten: Hay lugares donde incluso las casas y los edificios no tienen rejas. En la calle ves a todo el mundo con sus teléfonos como si nada.
  • Ya no me alarmo cuando oigo el motor de una moto, etc.

Ahora tus preocupaciones son cosas como:

  • Tengo que ver como sacar mis papeles para poder trabajar o conseguir un empleo mejor.
  • Necesito comprar todas mis cosas, nevera, cocina, ropa, etc.
  • Debo conseguir la manera de acortar la distancia con el trabajo o mudarme mas cerca.
  • Mandar dinero a mi familia en Venezuela.
  • Adaptarme (muy necesario si quieres salir adelante).
  • Aprenderme las leyes, donde queda tal cosa o donde se compra esto o lo otro, aunque parezca algo tonto, recuerda que es mi primera vez viviendo en este país.

Conclusión

No es que me he olvidado de nadie, los tengo presentes. Pero debo dar prioridad a los que tengo mas cerca o viven conmigo. Si no te escribo no te mando memes probablemente es porque estoy cansado, me quedé sin saldo/datos, etc. no quiere decir que me haya olvidado.

Que esté fuera de Venezuela no quiere decir que me haya echo millonario y me olvidé de todos.  Simplemente  que ahora valoro mas mi tiempo libre y prefiero dedicarlo a las cosas mas importantes que tengo en mi va en este momento. A medida que las cosas vayan mejorando, me daré un tiempo para ir comunicando.

Si me vez mas gordo/flaco, no creas que no lo he notado, pero ten en cuenta que el aspecto físico es probablemente una de las menores prioridades en mi vida. Y si se trata de salud pues tal vez ya estoy trabajando en eso, no juzgues solo por las apariencias. Aquí las cosas son muy diferentes que en Venezuela, por todo hay que pagar. Los Servicios Públicos no son gratis, por todo se paga. Así que en vez de criticarme, ponte en mi lugar y piensa que son muchas las cosas con las que tengo que lidiar como para que alguien que no esta en mi situación me diga que tengo que hacer.

* Estar en el trono: es estar sentado en la poceta haciendo ya sabes qué.

Deja un comentario